lunes, noviembre 13, 2006

La trajicomedia

A veces te empeñas que la vida sea simplemente un panfleto de cualquier guión teatral, casi siempre tragicómico. Si te enamoras o apasionas piensas “así que se siente esto” y lo único que te queda por hacer es atarlo con palabras bonitas o guardarlo en un rincón de la memoria. A veces pasa que contemplas la vida como si le ocurriera a otra persona, ahora somos jóvenes, seguramente cuando la cara se nos arrugue nos cagaremos por no haberla vivido por nosotros mismos. A veces pienso que me gustaría llegar a ser una vieja con un buen culo gordo y satisfecha por haber aprovechado bien lo que me ha tocado vivir, imagino que es lo que todos queremos… e imagino que esos momentos de lucidez que te hacen despertar es cuando ocurre algo importante en tú existencia; una muerte, un desengaño, o unas simples arrugas… Los momentos más trágicos de nuestro teatro suelen ser los que, por fortuna, aunque muchas veces no ocurre así, nos abren los ojos para ver más allá de nuestras narices.

Nos movemos por deseos. El amor es un fuerte deseo, el amor… Te hace vulnerable, abre tu pecho dejando descubierto tu corazón y alguien puede entrar en ti y destrozarte, así que toca construir una gran muralla de ladrillo como defensa para que nadie se atreva a joderte, pero aún así, llega alguien, cualquier persona, no tiene porque ser la más extraordinaria del mundo, entra en nuestra vida y ya te quitó lo que es tuyo… También existen los enamoradizos, que no construyen ninguna barrera…. Siempre tan dispuestos a dar amor con tanta facilidad, aunque ni siquiera sean correspondidos.
La cuestión que das un pedacito de ti, aunque no te lo pidan, aunque te lo quiten, ya está, se acabó, ya eres rehén del amor que te devora y te deja llorando con alguna frase que dice “seguiremos siendo amigos” o cualquier gilipollez del estilo que se convierte en una puta astilla que atraviesa… Uh… bonito cuadro, ¿verdad? Cuantas veces hemos dado y recibido astillazos y aún así sigues entregando por ahí pedacitos de ti que después se convierten en dolor.

2 Comments:

Anonymous Yoyo said...

Uno de mis mayores sueños es vivir la vida como yo quiero..sea tragedia o comedia, éso es lo de menos. Y mientras tanto me empeño en ir repartiendo pedacitos de mí misma, que quieras o no es bonito aunque luego los tiren, da igual. Son mis pedacitos y los reparto a quien yo quiera.

6:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

alina:
ps la vida no solo ace daño a los k viven su vida asi si no a todo el mundo lo hiere pro a muxos nos duele mas que a otros es un sentimiento k ademas d dolor da placer o no...???

11:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!