miércoles, agosto 30, 2006

Sin comunicación

Decidí apuntarme a un curso de habilidades sociales, no me sirvió para nada.

Para nada de nada de NADA, porque tenía que haberte dicho tantas cosas viejo
amigo… podía haberte dicho que en los años pasados aprendiste a odiarme, a mirar de frente si cruzaba la vista y a escuchar silencio cuando pretendía hablarte. Aprendiste tantas cosas que cuando volví a verte temblaba mi alma y empecé a soñar que volvíamos a ser felices y que reíamos igual que lo hacíamos antes, antes de que la CAGARA de manera monumental.

Tenía que haberte dicho que TE QUIERO. No lo dije, porque se que después de estas últimas noches ya no me ves tan culpable y que duermes tranquilo tras acostarte. Se que no vas a engañarme y que raramente se sufre cuando no se quiere a nadie, no vas a aprisionarte, porque solo era vivir esos instantes y que tienes bastante sólo, que me has hecho feliz pero que mañana quieres volver a encontrarte sólo.

Tenía que habértelo dicho aún sabiendo que realmente amas esa soledad, te comprendo, yo también quiero encontrarme sola, pero TE QUIERO y no sabes la alegría que me da vivir esos sentimientos, que me la suda tanto si no soy correspondida porque hoy soy feliz, mañana no lo sé, pero hoy soy feliz incluso con un “yo no siento eso”, no soy correspondida, me mirarías con agobio… Y QUÉ, tenía que haberte dicho todo esto para que sepas que hay alguien que siente cosas increíbles por ti.

Que tu no me quieres, pues yo a ti si, ¡ale!. Y eso no puede hacerme daño, por muchas canciones amargas que se escriban, no puede herirme, porque te comprendo, yo también amo esa soledad. Sabes que tienes una amiga que te quiere, una amiga que no quiere volver a perderte, que no quiere que le vuelvas a negar esa amistad que tuvimos, y que por fin la he vuelto a recuperar.

Gracias por perdonarme, por eso te quiero… en el fondo por eso en mi propia soledad también estoy tranquila… porque se que a tu manera…me quieres.

Un beso golfo.


¿Y qué pasó después con esta chica?. La chica aprendió a vivir en soledad, aunque por las noches lloraba, pero sólo debido a que sus deseos no eran consumados. Pobre niña mimada.
Como sus deseos no se cumplian se hizo amiga de una botella. La botella y ella se llevaban muy bien, además, la botella le presentó a muchos más amigos y como a ella se le daba muy bien la noche, no tuvo problemas para adaptarse.
Por las noches, ya no estaba tan sola, siempre alguien le acompañaba hasta su casa y se quedaba con ella; a la mañana volvía a estar sóla; aunque algunos insistían en llenar esa soledad ella los rechazaba, no había sitio nada más que para ella y sus lloros por su golfo.
Pasó más tiempo. Se cansó de llorar y decidió volver a sonreir. Intentó enamorarse y que se enamoraran de ella, pero ya se sabe que eso nunca funciona... Ahora poco se de ella, supongo que seguirá con su botella con sus "amigos" y llorando en su soledad, pero creo que los demás dicen que en el fondo no quiere estar tan sola. Ojalá algún día decida cerrar esa puerta y ver más allá de sus narices.

martes, agosto 29, 2006

El día que te conocí y dónde te conocí

El edificio estaba casi en ruinas, eso contribuía a que la visión del cartel de luces que parpadeaba sobre la fachada con las palabras "Sex Shop" fuera casi esperpéntica.
Buen sitio de mala muerte. No me importa adentrarme en esa clase de lugares, no era la primera vez, pero puede que al ser un barrio tan conflictivo y viejo me excitara más.
Abrí la puerta y estaba bastante oscuro. El local constaba de dos plantas, la de arriba era la de las películas porno. Había un chaval con coleta leyendo una revista de música detrás del mostrador, levantó un poco la vista, me saludó y continuó leyendo.
Me adentré por los pasillos. Si veía alguna de aberraciones la cogía para leerla y observar las imágenes. El morbo es el morbo. "La metí porque era mía", gran título, la cogí y seguí caminando. Me crucé con un hombre bajito de unos 40 años, me miró con cara de picaruelo, no tenía pinta de ser de aquí, yo le respondí con una sonrisa y doblé la esquina de la hilera de videos.
Estaba ya en el último pasillo. Seguí hacia delante porque esas películas no me interesaban, no eran para alquilar sino para vender y según iba avanzando pasos veía como el chaval del mostrador no estaba leyendo sino que me estaba observando atentamente mientras yo me iba acercando a él.
Le dejé la cinta encima del mostrador
-¡La metí porque era mía!- se rió- muy buena
-También quiero alquilar Torrente X, pero no la encuentro.
-¿Te gusta el porno?
-Depende el día, es que he quedado con unas amigas, ellas ponen la cerveza y los panchitos y yo el porno.- El tío empezó a descojonarse y entonces vi como asomaba entre sus labios una bola verde, un piercing en la lengua. Guardó las cintas en una bolsa y me devolvió el carné de socia.
-Bonito nombre
-Gracias.-Me fijé que llevaba una camiseta de System of a Down y mis ojos captaron al instante que se le marcaban dos aretes en los pezones. Guardé las películas en mi mochila, le dije Adiós y me marché.
Miré la hora y empecé a correr hacia la parada del bus. Pasaba el último dentro de poco y no quería perderlo, además ya llegaba tarde a la cita con mis amigas y no quería tomarme la cerveza caliente.


Epílogo

Al día siguiente fui a devolver las películas. Me preguntó que tal, le contesté que la cerveza al final llego caliente; Decidió entonces invitarme a unas jarras cuando saliera de su trabajo, la verdad es que si está fria entra mejor, nos alcoholizamos esa noche.

"Me gusta que sigan mi ritmo", me dijo.

lunes, agosto 28, 2006

Deseo

-¡Adivina que he visto!
-Qué pesada eres...
-He visto al chico que te gusta besando a una chica, les he vistooooooo
-Me da igual, no me importa, no debería importarte a ti tampoco.

Cómo me iba a gustar una persona que apenas se nada de ella. Si acaso cierto desagrado; su sonrisa era demasiado arrogante, una sonrisa arrogante esconde detrás siempre un golfo. Yo no quiero golfos. Pero un día no puede pensar en nada más que en pasar el resto de mi vida con un golfo.
Al igual que ese día, otro día decidí negarle y seguir diciendo no y rechazándolo, porque es la mejor manera para que no se termine el deseo.
Pasaron años y ya no se fijó más en mi, no lo necesitaba; y entonces fue cuando supe que no volvería a ver su sonrisa arrogante y supe que no había nada más que yo quisiera, tuve todo cuanto quería y se acabó.

domingo, agosto 27, 2006

Un trozo de la carta de Sexton

Sexton dijo en una de la que pretendía ser su última carta:

"Para empezar, no estoy enamorado de nadie. La verdad es que no me creo esa mierda del amor. No me parece que nadie quiera a nadie. Como mucho, se ponen cachondos; cachondos y asustados; así que cuando encuentran a alguien que les pone, y el mundo exterior les asusta, se quedan juntos y lo llaman amor" .

Muy bonito Sexton, ¿Sabes en qué estoy pensando ahora? Que tengo unas ganas de ponerme cachonda y que le jodan al resto xD

jueves, agosto 24, 2006

El Hada de las Eyaculaciones

Mojito

Ingredientes:1 tallo de hierbabuena frescaHielo picadoZumo de 1/2 limón1 cucharada de azúcar líquida (almíbar)1 copita de ron BlancoUn chorro de soda
Se prepara directamente en vaso largo y boca ancha.Ponemos un tallo de hierbabuena y machacamos un poquito.Lo llenamos de hielo troceado hasta llegar a las 3/4 partes de la capacidad total del vaso.Añadimos el zumo de limón, el azúcar líquida, el ron blanco y la soda.Lo mezclamos con cuchara larga y servimos con pajita.


Pobre chico, ¿Qué haces llorando esta noche apoyado en la ventana?. ¡Oh, Vaya! Seguro que es por la luna... Hacía tiempo que no veía una luna tan sonriente como la hoy... ¿No lloras por la luna?, Vaya, yo creía que eras un chico de estos sensibles que observaba las estrellas y se emocionaba con las pequeñas cosas... Ah... entiendo... hace tiempo que no eyaculas... veo que las cosas no marchan bien y te empiezas a agobiar... tranquilo... no debes abusar más de las demás chicas, ya no te vas a hundir más en tu infierno personal, ¿Sabes por qué? ¡Porque soy tu hada madrina de la eyaculación!, venga tonto, cierra los ojos que no veas que premio te ha tocado.
adopt your own virtual pet!